EL AUTOR

 

José María Leal Bernáldez: Una promesa de la Imaginería hecha realidad.

La incorporación de José María Leal Bernáldez a la Escuela sevillana, como nuevo valor de la escultura imaginera, no ha sorprendido a los que lo frecuentan y conocen su trayectoria dilatada a pesar de su juventud.
Desde un primer momento, muy bien orientado por sus propios familiares, José María Leal siguió los pasos de un aprendizaje disciplinado, concienzudo, y medido que le ha llevado a tener muy pronto las bases conceptuales más adecuadas y apropiadas para dedicarse de lleno profesionalmente a la difícil tarea de ser un buen imaginero.
Su temprana estancia en el taller de Francisco Berlanga de Ávila, discípulo directo del gran imaginero Francisco Buiza Fernández, con el que permaneció por espacio de ocho años, ya le dieron una sabiduría y solidez en el trabajo, que hoy poseen muy pocos noveles en el oficio.
A ello, se le une una formación académica muy completa en la Facultad de Bellas Artes, donde ha recibido las orientaciones y mensajes de las enseñanzas de maestros-escultores y profesores como Juan Manuel Miñarro López o Sebastián Santos Calero, que sin duda le han aportado una apertura de miras universitarias, que José María Leal rápidamente ha sabido asimilar e incorporar a su concepto amplio y versátil de la Imaginería.
Todas estas circunstancias, le harán sin duda ser en la actualidad el escultor-imaginero que más influencias directas ha recibido de la Escuela de Francisco Buiza Fernández en su periodo de formación artística.
Esta escuela “buizenca”, que evidentemente es el eslabón fundamental y más importante para entender los entresijos de la más reciente Historia de la Imaginería sevillana.
Pues bien, partiendo de estas consistentes raíces, José María Leal ha sabido mezclar en sus esculturas los saberes de los talleres tradicionales con las enseñanzas científicas obtenidas, logrando así resultados muy esperanzadores, que todos podemos comprobar en el variado inventario de su obra más reciente. 
Su forma de encajar los volúmenes y trabajar procesos escultóricos, así como la terminación y el acabado exquisito de sus excelentes policromías y variados estofados de sus imágenes, revelan ya su madurez profesional como artista.
La calidad y la variedad de piezas y temas iconográficos que podemos ver en los contenidos de esta página web, corroboran nuestras palabras anteriores.

                                                                     
                                                                Pedro Ignacio Martínez.
                                                         Doctor en Historia del Arte.
Site Meter